El salón de actos de Cajasur, ubicado en el Bulevar de Gran Capitán, ha acogido también una jornada dirigida a consumidores y público en general durante la tarde de hoy. Bajo el título ‘Los alimentos ecológicos, buenos para tu tierra, buenos para ti’, más de 100 personas han podido conocer datos, a la vez que compartir conocimientos y experiencias sobre la importancia de la alimentación ecológica y el papel que juega el consumidor en el freno y adaptación al cambio climático.

En primer lugar, José Esquinas, ingeniero agrónomo, con 30 años de experiencia en la Organización de Naciones Unidad para la Agricultura y la Alimentación (FAO), ha afirmado que “existe un 60% de exceso de producción para alimentar a toda la población mundial y 40.000 personas mueren al día de hambre", aludiendo a la ineficacia del sistema alimentario y a las altas cifras de desperdicio alimentario. Además, añade, “el 30% de lo que se tira en España a la basura va envasado sin abrir”. Esquinas ha hablado también de la obesidad de Europa, donde el 60% de la población sufre este problema, destacando que “la Unión Europea gasta 700.000 millones de euros en curar las nuevas enfermedades cardiovasculares o diferentes tipos de cánceres, entre otras enfermedades provocadas por la mala alimentación. En cambio, se gasta solo 60.000 millones en la Política Agrícola Común para mejorar la agricultura”. De esta forma, el ingeniero agrónomo ha planteado la diversificación de los sistemas agrícolas como clave para mejorar situación.

A continuación, la doctora Odile Fernández, médico de familia, superviviente de cáncer, ha expuesto la relación entre la alimentación y los estilos de vida y el cáncer. Según la doctora, siguiendo solo 5 de 10 recomendaciones se puede reducir un 18% las posibilidades de sufrir cáncer. Entre estas recomendaciones, ha destacado “evitar la obesidad, movernos más, comer bien (reduciendo el consumo de azúcar, basando la alimentación en vegetales, reduciendo el consumo de carnes rojas y procesadas, y eliminando reduciendo el alcohol), y amamantar durante al menos 6 meses en el caso de las mujeres”. Por último, ha hablado del peligro del elevado consumo de azúcar y su relación con el aumento de la obesidad y del riesgo de cáncer, destacando el caso de los menores, sobre los que ha destacado que “se estima que un niño toma unos 65 terrones de azúcar oculta en la comida diaria”.

María Dolores Raigón, presidenta de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE), ha tratado el tema de la especulación de los mercados con la alimentación. Así, ha explicado que “en España, el 60% del beneficio del precio final del producto se queda en la gran distribución, lo que provoca que agricultores y ganaderos tengan una renta menor que la de 1990”, añadiendo que “los precios de las frutas y verduras se han incrementado un 300%, mientras que el de los alimentos calóricos solo se han aumentado un 50%”. Este hecho, según la presidenta de la SEAE, “invita al consumo de aquellos productos que, como indica Odile Fernández en su publicación, provocan enfermedades, como son el cáncer y la diabetes de tipo 2”. Por tanto, propone, “hay que generar un modelo que invite a la ruralización, ya que en 2030 la producción rural actual del planeta solo podrá mantener a un 40% de la población mundial” y concluye diciendo que “la alternativa se encuentra en la producción ecológica, que ayudaría a luchar contra el cambio climático, mitigando el llamado efecto invernadero”.

 

Por su parte, Carmen Casas, gerente de la cooperativa de consumo ecológico ALMOCAFRE, ha explicado cómo surgió la cooperativa y cuál ha sido su recorrido hasta hoy, que en Córdoba cuenta con unos 400 consumidores.

Para terminar, Francisco Casero, presidente de Fundación SAVIA y vocal de ECOVALIA, ha afirmado que “el modelo actual de producción está provocando que en pueblos cordobeses, como Los Pedroches, se haya abandonado su principal actividad económica: la producción de leche”. Sin embargo, ha añadido que “en países como Finlandia, cuando llega el mes de la cosecha de la fresa, cierran la frontera a la exportación española para proteger su producción” y plantea la pregunta “¿por qué en España no hacemos lo mismo con nuestras producciones?”. Casero explica que “España es un país con una rica producción de frutas y verduras y, gracias a la producción ecológica, hemos comenzado a darle el valor que tienen”. Sin embargo, advierte, “sin una legislación que proteja a estos productores, estamos condenando a las generaciones futuras”. El presidente de la Fundación SAVIA ha aclarado que “gracias al trabajo incansable de distintas asociaciones, hemos conseguido posicionar a España entre los diez países que mayor producción ecológica tienen en la actualidad”. Por último, ha concluido su intervención resaltando que “la producción convencional no es sostenible, se está produciendo una despoblación de las zonas rurales”.

Para finalizar, se ha abierto un turno de preguntas y debate, y se ha terminado la jornada con una degustación de productos ecológicos de la que han podido disfrutar todos los asistentes.